viernes, 16 de abril de 2010

EL DIA DE SILVA


Fue el partido de la contraprogramación. Los leones, supuestamente, aterrizaban en Mestalla para luchar la Champions. Sin opciones. Con la derrota se quedan en zona de Europa League. Caparrós sorprendió con la inclusión de Ustaritz en el once, dejando a San José en el banquillo. Quizás con el de Abadiño sobre el tapete buscaba mayor rapidez en la zaga ante los jugones del Valencia. Y no iba descaminado, la clave estuvo en el laberinto de Silva. Los del murciélago tumbaron al Athletic con rapidez, llegadas desde atrás, con constantes paredes en las que el canario manifestó su omnipresencia. Y dos goles.

Emery colocó en las bandas a Joaquín y a Vicente, titular trece meses después. Arriba, Villa, con Silva como segundo punta. O de lo que le dio la gana al ex del Eibar. De salida, hicieron más camino por el ala izquierda, con Iraola sufriendo lo suyo. Curiosamente, con este panorama, el primer gol llegó en un córner. En el octavo que sacaban los locales en poco más de media hora. El canario aprovechó una falta de Baraja a Gabilondo en el segundo palo. Y la fortuna en el rechace que tocó en Alexis. Fusiló sobre la misma línea de gol.

Poco después del descanso, el técnico mandó a la ducha a los dos interiores, a David López y Gabilondo. Casi la misma jugada que en el Camp Nou. Dio entrada a Yeste e Iturraspe, que tampoco cambiaron demasiado el decorado. Con esos relevos hubo cambio de cromos. Gurpegi volvió a la derecha.

Y otra vuelta de tuerca, cuando De Cerio sustituyó a Javi Martínez. Hay que recoradra que Muniain y De Marcos jugaron el el Bilbao Athletic el miércoles en Zamora. Susaeta, segundo punta por la lesión de un Toquero que se había quedado en casa, regresó a la banda derecha y Gurpegi a la sala de máquinas.

La tropa che siguió a lo suyo. Combinando por la banda, en corto o en profundidad, intrigando entre líneas y regateando en una baldosa. Y eso que Villa no tuvo su día y que se quedaron en el banquillo de inicio Mata y Pablo Hernández, otros dos incordiones de los que no hacen gracia a los bilbaínos.

Silva volvió a liarla en una llegada. Una nueva asocación, esta vez por la derecha. Recibió en el área rodeado de leones,que no marcado. Y la puso con maestría en las redes de tiro cruzado. Noche a contracorriente

No hay comentarios:

Publicar un comentario